A lo largo del recién finalizado 2015 se vendieron en España un total de 1.034.232 turismos, un 20,9% más que en el mismo ejercicio del año anterior. Así, después de seis complicados años, el mercado del automóvil consiguió sobrepasar la barrera del millón de unidades, registrando además el mayor crecimiento entre los principales mercados europeos.

En este sentido, diciembre finalizó con un volumen de 88.609 unidades, con un crecimiento del 20,7%, situándose como 28º mes de crecimientos continuado.

Las causas de este excelente resultado son la mejora del clima económico y, en especial, el consumo impulsado por la confianza del consumidor, una mayor financiación, un descenso progresivo de la tasa de desempleo, el Plan Pive 8 y el esfuerzo comercial constante y permanente de concesionarios y marcas, con un final de año muy intenso.

Por otro lado, la edad media del parque se situó en 2015 en 11,6 años de edad, algo por encima de la edad media del ejercicio anterior, y es que a pesar del fuerte incremento del mercado, hace 10 años se matriculaban volúmenes muy por encima del millón de unidades.

Es necesario mantener este impulso en el mercado para mantener un volumen por encima del millón de unidades de manera permanente para continuar con la labor de rebajar la edad media de los coches que circulan por nuestras carreteras.

El número de vehículos por cada mil habitantes se sitúa en España en 473 ud/100 hab., mientras que la media europea registra 487 y países como Italia, Alemania o Francia registran 621, 521 y 512, respectivamente.

David Barrientos, Director de Comunicación de Anfac, recordó al respecto que el año cierra por encima del millón de unidades después de seis años sin hacerlo. "Sigue siendo imprescindible acometer una mayor apuesta por el rejuvenecimiento del parque automovilístico español. Una combinación de planes de rejuvenecimiento más una coyuntura económica estable y de crecimiento más una reforma fiscal nos puede llevar a una modernización del parque español", expuso.

De cara al año que ahora comienza, las previsiones de Anfac apuntan a un volumen superior a 1,1 millón de unidades, siempre que se mantenga la estabilidad económica de nuestro país y siga aumentando la confianza de los consumidores.

Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, "el ejercicio 2015 ha sido sin duda el año de la recuperación después de una crisis que pasará a los anales de la historia como una de las más profundas y largas de la automoción".

Haciendo un juego de palabras, prosigue, podemos decir que esta recuperación ha pivotado sobre los planes de incentivos que no sólo han recuperado el consumo sino también los números negros en las cuentas de resultados de las redes de distribución que cerrarán el año previsiblemente con un resultado cercano al 2% sobre facturación.

Desde la asociación confían en que la incertidumbre política no afecte a la recuperación económica y, por tanto, a la confianza. La automoción es un sector permeable a los vaivenes de la economía: con un marco político estable y con la decisión del Gobierno de extender hasta mediados de este año la aplicación del Pive 8, esperamos que en 2016 se consolide ya esta recuperación para alcanzar en 2017 el volumen natural de 1,2 millones de coches vendidos.

Finalmente, Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios Faconauto, afirmó que se puede decir que este ejercicio ha sido el del inicio de la consolidación de nuestro sector. "Superar de nuevo el millón de unidades vendidas, cosa que no sucedía desde 2008, pone las bases, si seguimos haciendo bien las cosas, de un futuro más esperanzador para la automoción española".

Añade a continuación que lo importante de esta recuperación es que se está producido sobre bases sólidas, gracias a las compras hechas por parte de particulares y familias, lo que indica una clarísima mejora del consumo en España.

"El impulso de la actividad comercial de los concesionarios nos ha permitido terminar el año con una rentabilidad media sobre facturación ligeramente por encima del 1%, todavía muy por debajo de lo que necesitan para considerar totalmente superada la crisis", concluye.