El Plan Pive 6 también llegar para combatir el fraude de los desguaces, pues en algunos concesionarios se ofrece al cliente un coche antiguo para acogerse al plan.

El medio para ello es llamar a desguaces que no han dado de baja el coche para sacar más provecho. Esto ya no se podrá hacer, debido a que la nueva norma exige que a la hora de dar el coche a desguace se tenga el impuesto de circulación al día.

Recordemos que con el Plan Pive 6 se renovarán 175.000 vehículos. El Gobierno ha presupuestado 175 millones de euros: a los clientes se les ofrece 2.000 euros de rebaja por cada coche de diez años que se entregue al comprar uno nuevo.

Las cinco versiones anteriores del Pive han permitido la sustitución de alrededor de 450.000 vehículos antiguos por otros nuevos, más seguros y eficientes, al tiempo que han atenuado la fuerte caída de las ventas de vehículos.

Asimismo, las previsiones del Gobierno contemplan que estos 175.000 nuevos automóviles generarán un ahorro de combustible de 60 millones de litros al año.

También se beneficiarán de este Plan las personas que compren un coche nuevo a cambio de achatarrar un vehículo comercial de más de siete años de antigüedad.