El Salón del Automóvil de Madrid recibió a lo largo de sus cinco días de exposición la visita de alrededor de 264.000 personas y se vendieron más de mil vehículos, que a falta de contabilizar las operaciones pendientes de cierre, podría aumentar hasta las 1.500 unidades.

Estos resultados han supuesto "el alto índice de satisfacción de las marcas participantes, por los resultados obtenidos y por la respuesta del Salón a sus expectativas de negocio", subraya desde Ifema, organizador del evento.

Destacó asimismo la concentración de 28 marcas reunidas en torno al certamen, con la participación directa de Dacia, Hyundai, Infiniti, Jeep, Kia, Lexus, Mazda, Mercedes Benz, Nissan, Peugeot, Renault, Smart, Suzuki, Toyota y Volvo, así como Abarth, Alfa Romeo, Fiat, Fiat Profesional, Honda, Jaguar, Land Rover, Lancia y Opel, a través de sus redes de concesionarios, y Maserati, Ferrari, Lamborghini y Ducati como marcas representadas.

Los visitantes también tuvieron la oportunidad de probar los vehículos y disfrutar de una gran variedad de actividades ligadas al mundo del motor. En este mismo sentido, los profesionales de la automoción valoraron muy positivamente las jornadas y reuniones sectoriales celebradas en el marco del salón, entre ellas, el XXIII Congreso de Faconauto, con la asistencia de más de 500 concesionarios que confirmaron la lenta recuperación del sector de la distribución y reparación de vehículos.