Tres de las cuatro principales asociaciones del automóvil (fabricantes, importadores y vendedores) han solicitado al Gobierno celeridad en las renovaciones de los Planes Pive y Pima Aire, para anular incertidumbres en el desarrollo del mercado.

Por su parte, el ministro de Industria, José Manuel Soria, declaró que ya se estudia la prórroga del Plan Pive, sin concretar un calendario de actuaciones.

El ministro puntualizó que los fondos concedidos por el Gobierno de 70 millones de euros no están agotados, aunque las fuentes sectoriales matizan que se trata de pequeñas cantidades liberadas en algunos expedientes de solicitud de ayudas que no han pasado la criba.

La Asociación Nacional de Fabricantes (Anfac) reveló que el pasado 17 de diciembre ya se habían concretado 65.000 de las 70.000 reservas previstas, y que en los últimos días el ritmo de ventas se había disparado a 5.000 la jornada.

Su presidente, Rafael Prieto, apuntó que su organización ya ha entregado propuestas a la Administración para prorrogar estos planes "como ya se conocen, aunque con matices, y con la premisa de la continuidad". En este sentido, prosiguió, el año que viene debe ser un "ejercicio de continuidad" de estos planes como recurso frente a una situación, todavía, de demanda retraída.

Prieto, sin embargo, no cree en la perpetuidad de estas iniciativas, aunque considera que su punto y final lo tiene que marcar la recuperación de la economía y el retorno de la confianza en el consumo.

De igual modo, Germán López Madrid, presidente de la Asociación de Importadores Aniacam, se mostró optimista ante la prórroga de estas ayudas, pues "hay beneficios obvios y sensibilidad en los departamentos ministeriales implicados".

El mandatario expresó su deseo por un pronto anuncio de la prórroga, porque entiende que los resultados de los planes anteriores han generado credibilidad en sus beneficios y ahora lo que se trata es de encontrar la herramienta presupuestaria y encajarla, en una clara alusión a los Presupuestos Generales del Estado de 2014, a punto de aprobarse.

La vigencia de estos planes, según López Madrid, debe mantenerse hasta alcanzar un registro de edad media del parque con la europea, que es de 8,4 años (en España actualmente 9,8), lo que supondría un plazo equivalente a dos ejercicios.

Finalmente, el presidente de la asociación de vendedores Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, recalcó que estos planes han cumplido sobradamente con los objetivos de renovación del parque y sus consecuencias de cara a la seguridad vial y protección medioambiental, así como en el impulso de la demanda.