Hace poco más de una semana que Manuel Nemesio, presidente de Fevauto (Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos de la Provincia de Valencia) y de Fautcova (Federación de Automoción de la Comunitat Valenciana) pidió a la policía autonómica de la Generalitat Valenciana que reforzase los mecanismos de actuación contra los talleres ilegales que no cumplan los requisitos mínimos de garantía en las reparaciones y seguridad vial (ver información en esta misma web).

 

El pasado día 17 de febrero la directora general de Seguridad y Protección Ciudadana, Sonia Vega, contestó la solicitud informando de que la Policía de la Generalitat ha detenido a cinco personas, principalmente por presuntos delitos contra el medio ambiente y contra los derechos de los trabajadores, entre otros, que fueron puestos a disposición judicial y ha inspeccionado un total de 297 talleres en el marco de la operación 'Clau anglesa', abierta el pasado mes de noviembre.

Esta operación, según fuentes policiales, ha permitido, hasta la fecha, localizar 40 talleres que realizaban su actividad fuera de la legalidad y presentaban anomalías en el tratamiento de los residuos.

Las 297 inspecciones han perseguido localizar aquellos establecimientos que no cuentan con los permisos preceptivos, la cualificación necesaria, no tienen controles de calidad o no disponen de un plan de tratamiento de residuos peligrosos, lo que incide en el medio ambiente, la seguridad vial y pueden perjudicar a los talleres legalmente establecidos.

Por provincias, en Valencia se han localizado 24 talleres ilegales, en Castellón once y en Alicante cinco. Durante la primera quincena del mes de febrero se han detectado nueve talleres ilegales en la provincia de Valencia y tres en la de Alicante.