El pasado 28 de julio nos dejó para siempre Germán Ferrero, un importante agente comercial de la zona de Extremadura, ya jubilado, víctima de una larga enfermedad. Natural de Trujillo (Cáceres), se va con apenas 67 años uno de los grandes de la representación automoción de nuestro país. En su multitudinario último adiós quisieron acompañarle algunos de sus compañeros y amigos del sector, entre ellos Paco Aznar (padre e hijo), Antonio Rodríguez, Antonio Morilla o Dani Pérez. También estuvo presente la excelentísima alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado.

Comprometido, entrañable y con mucha mano izquierda, así le veían todos sus compañeros de profesión. De hecho, como solía repetir, "mi mayor éxito siempre fue tener amigos". Germán se inició pronto en el sector -a los 15 años- en una cooperativa de recambios de taxi. Poco después, ya ejerció como representante, siendo durante décadas la cabeza visible de las firmas más relevantes, siempre en el área de Cáceres y Badajoz.

Jubilado desde 2011, ese mismo año fue galardonado, por los méritos logrados a lo largo de su trayectoria, en la décima edición de los Premios Personajes de la Posventa, premios que organiza la revista "Talleres en Comunicación". Ferrero era también un histórico del movimiento vecinal, pues ejerció como presidente durante años del colectivo de vecinos Vía de la Plata. Actualmente, ocupaba el mismo cargo en la Plataforma Pro Hospital Nuevo de Cáceres, infraestructura por la que luchó hasta el último día de su vida.

Desde esta página web queremos que estas líneas sirvan como reconocimiento a un gran profesional y a una excelente persona, además de transmitir nuestras más sinceras condolencias a familia y amigos.