GKN Driveline Vigo suministra desde hace cuatro décadas componentes a más de 50 plantas automovilísticas y de GKN alrededor del mundo.

El crecimiento experimentado a lo largo de estos años ha hecho posible que, en la actualidad, más del 5% de los vehículos fabricados en todo el mundo estén equipados con alguno de los componentes producidos en la factoría de GKN en Vigo (Pontevedra).

Para celebrar su 40 aniversario, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y el Consejero de Economía e Industria de la Xunta de Galicia, Francisco José Conde, visitaron el pasado día 26 de septiembre la fábrica de Vigo, donde fueron recibidos por Juan Antonio Lloves, director general de GKN Driveline Vigo, y diversos miembros de la alta dirección de GKN Driveline, encabezados por Bill Curral.

En Vigo, GKN Driveline dispone de un centro de I D para el desarrollo de procesos de producción y un taller de prototipos, lo que la ha convertido en un centro de excelencia para el montaje de palieres y de fabricación de juntas homocinéticas para transmisiones de vehículos de tracción delantera, propulsión trasera y 4x4.

"Tenemos una tecnología que lidera el mercado y que cambia las reglas del juego", recalcó Bill Curral, director financiero y de TI Global de GKN Driveline. "Esta tecnología, nuestra dimensión global y capacidad de innovación, marcan el futuro de este negocio y aseguran el porvenir de nuestra actividad y de esta planta", agregó.

Por su parte, el alcalde vigués destacó la relevancia de la empresa en la historia de la región, y agradeció a GKN su apuesta continuada por Vigo y por Galicia.

GKN Driveline Vigo es una de las tres plantas que la multinacional posee en España y produce cerca de ocho millones de componentes, con los que abastece a cerca de cuatro millones de vehículos al año.