Hella acaba de renovar su imagen corporativa para dar a conocer la nueva estrategia internacional del grupo, centrada en reforzar su posición como proveedor global de la industria del automóvil. Este cambio de imagen coincide en el tiempo con la celebración del cincuenta aniversario de Hella S.A.

De esta forma, Hella reemplaza su tradicional imagen de la "autopista 4 2", que le ha acompañado en los últimos diez años, por el salpicadero de un vehículo, destacando sus tres áreas de negocio: Herramientas, Recambios y Servicios.
Si hasta ahora Hella ha sido referente en las cuatro áreas de Iluminación, Electricidad, Electrónica y Termocontrol, ofreciendo un apoyo técnico y comercial continuo, en esta nueva etapa la multinacional busca consolidarse como proveedor integral de productos, equipamiento para el taller y una amplia gama de servicios.
Hella ayuda al taller en el proceso de reparación de un vehículo, desde la detección de las averías -a través de sus equipos de diagnosis de Hella Gutmann Solutions-, la revisión de los sistemas de climatización y refrigeración -a través de los productos Behr Hella Service y Hella Nussbaum Solutions-, hasta la regulación de faros o la comprobación de baterías del coche.
Además, con más de 28.000 productos, Hella dispone de una amplia gama de recambios de carrocería, faros, pilotos y luces interiores (Iluminación), sensores, actuadores, transmisores de señal acústica (Electricidad y Electrónica), así como diversas soluciones de Termocontrol y, próximamente, una gama de productos relacionados con los frenos y pastillas (discos, zapatas y tambores).
Y en relación al tercer eje de la nueva estrategia de Hella, la compañía ha ampliado su servicio técnico y apoyo a distribuidores y talleres con cursos profesionales, una línea de asistencia, un portal de información de productos y servicios - territoriohella.es - junto con una sección técnica denominada Hella Tech World.