La cautividad del mercado y las nuevas plataformas protagonizaron el debate de cierre de la 4ª Jornada de la Distribución organizada por Cira, en la que participaron responsables de Inpart, Centro Zaragoza, Gistek y Conmuta. Se trataba de dar respuesta a si vivimos un mercado cada vez más cautivo por las aseguradoras, ver a quién benefician realmente plataformas como Inpart o CZ Recambios, conocer si cualquier distribuidor puede acceder a ellas e incluso vaticinar cómo perciben a la distribución independiente los clientes de estas plataformas (aseguradoras y talleres).

Rafael Lorza (Inpart) expuso brevemente las principales características de su plataforma.Por su parte, Jesús Carcas (Centro Zaragoza) hizo lo propio con CZ Recambios, que plantea dar respuesta a una necesidad de las aseguradoras, “la de promover la transparencia y trazabilidad, para pagar lo que realmente el taller está utilizando en las reparaciones”.

Por su parte, Unai Bravo (Gistek) explicó que su compañía aporta soluciones en el mundo del siniestro. Cuentan con plataformas como Gistek TR, que comunica talleres con peritos y compañías de seguros, GistekRA, una herramienta de valoración de daños basada en recambio alternativo equivalente y Gistek Trade, que conecta al taller con el distribuidor simplificando la venta electrónica de piezas en los siniestros.

La cuarta plataforma presentada corrió a cargo de Sergio Jiménez (Conmuta). Conmuta desarrolla plataformas informáticas para el sector del desguace. “Los desguaces querían recambio nuevo y nosotros queríamos facilitar el encontrar referencias. Conectando con la plataforma i2i con nuestra herramienta par desarrollar un nuevo canal de compra de desguaces”, ha explicado. Esta herramienta no sólo busca por referencia, sino que facilita el mix de venta entre pieza recuperada y referencia del fabricante. Se hace a través de i2i y cada distribuidor negocia con el desguace.

Max Margalef (EMMS) expuso el punto de vista del distribuidor ante estas herramientas, señalando la preocupación del intrusismo ante el cliente-taller. “Tenemos que estar ahí, probablemente tendremos que invertir, pero es una gran oportunidad, ya que las compañías de seguros descubrirán los valores diferenciales de la distribución independiente, con un servicio ágil y gran capilaridad”, explicó Margalef, quien aludió también a la preocupación de que se den herramientas al desguace desde la distribución para vender producto usado que pueda ser problemático para la seguridad vial.

Casi todos los ponentes coincidieron en señalar que las nuevas plataformas no configuran un mercado cautivo por parte de las aseguradoras. “Las aseguradoras dejan 2.100 millones de euros a año en el mercado del recambio. Y las aseguradoras no dejarán escaparlo”, explicó Lorza, apostillando que la aseguradora “siempre ha pagado recambio OEM, y no puede seguir haciéndolo. No hay intervención sobre el distribuidor que elija el taller, sólo ver la trazabilidad”. “El taller es libre de elegir a quién comprar y de hacerlo dentro o fuera de la plataforma”, añade Jesús Carcas. “Vamos a ver de todo: incluso aseguradoras que llevarán las piezas al taller para que las monten. Creo que sí estamos en una dinámica de cautividad, de imponer el recambio”, apostilló Margalef.

¿A quién benefician estas plataformas? “Creo que a algunos miembros de cada canal, a los que quieren apostar por la transparencia” (Inpart); “no entramos en lo que impone la aseguradora, le facilitamos el trabajo al taller: benefician a las aseguradoras, que se ahorran, y al dueño del vehículo, al que le reparan más rápidamente” (Gistek); “la idea es que todos -aseguradora, distribuidor y taller- tengan beneficios. El distribuidor, por ejemplo, puede ampliar mercado”.