‘La aplicación de las nuevas tecnologías en la logística', el segundo debate de la II Jornada de la Distribución en Cataluña, permitió que los asistentes conocieran los detalles tanto de CDN Cadena Logística, presentada por Miguel Ángel Jiménez, como de TEC Alliance y TEC RMI expuestas por Claude Lotrian y Juan Ramón Cervantes.

 

Segundos antes los moderadores de esta mesa, Carlos Pozo de la redacción de Autopos y Miguel Ángel Jimeno, de ‘Talleres en Comunicación' y ‘Posventa.info', pusieron sobre la mesa la importancia de logística para el negocio del distribuidor expresado en un comentario de Miguel Ángel Cuerno, presidente de Ancera, que consideraba la distribución de nuestro país como de las mejores.

Pero el coste de la logística es espectacular, admitió Jimeno, antes de cuestionarse qué soluciones tiene cada empresa en cuanto a logística. “Los parámetros de la logística no están registrados en la contabilidad”, repuso entonces Jiménez. La única forma de hacerlo es compararse con la competencia. “Estamos en una carrera y si te ves detrás, debes cambiar”.

Por su parte, Claude Lotrian, de TecAlliance, tiene la intención de proponer al mercado un abanico de posibilidades para poder competir con los marquistas, “que forman un universo muy homogéneo”.

Juan Ramón Cervantes, tras hacer hincapié en la certificación de la factura, presentó el TecRMI, una información técnica procedente de los datos del fabricante. “Somos capaces de ofrecer soluciones a medida, identificando el vehículo a través del VIN y de la pieza mediante TecGraphics.

De nuevo Miguel Ángel  Jiménez (CDN), se centró ahora en las nuevas tecnologías de la logística. Tras un breve resumen del funcionamiento actual, explicó que los dos primeros objetivos de la logística son la entrega y la disponibilidad, siempre a un precio razonable.

Depende, eso sí, de muchos aspectos de la empresa. La logística, apuntó, se engorda fácilmente, pues “cuando va mal, todo empieza a ir mal”.

La única forma de crecer en teniendo más tiendas, pero debes tener más gamas y vender más, lo que hace que la distribución se complique, se multiplique.

¿Cómo aumentamos la productividad?, reflexionó. Mediante las nuevas tecnologías, que continuamente presentan novedades. No obstante, existen menos tecnologías de las que pensamos. “No son mágicas, sino herramientas que precisan de un conocimiento”.

También están apareciendo los almacenes robotizados, con grandes inversiones de muy complicada amortización. “La robotización hoy en día no nos sirve”, expuso el directivo. Muy útiles sí son los ordenadores, con más capacidad para moverse si son pequeños (PDA, smartphones o RFID).

Para Jiménez, comienza entonces el sistema de gestión de la cadena de suministro, en el que los diferentes modelos de gestión generan distintos resultados.

Miguel Ángel Jimeno quiso finalizar el debate recordando que, según Anfac, en el precio de un coche la logística influye en un 9% mientras que el coste de la mano de obra supone un 7%.