La Asociación del Automóvil del Principado de Asturias (ASPA - Cetraa Asturias), que decidió en 2002 certificar el sistema de gestión a través de la Norma ISO 9001, apuesta actualmente por el modelo EFQM (Reconocimiento a la Excelencia en la Gestión) como modelo de referencia para analizar sus puntos fuertes y sus áreas de mejora, obteniendo en octubre de 2016 la certificación correspondiente, con una valoración de 300 puntos (superior).

EFQM se estructura en nueve criterios: cinco de ellos son “agentes facilitadores” y tratan sobre lo que la organización hace, mientras que los otro cuatro, que son “resultados”, abordan los logros de la misma. Los nueve criterios son: liderazgo; estrategia; personas; alianzas y recursos; procesos, productos y servicios; resultados clientes; resultados personas; resultados sociedad; y resultados clave.

La misión de ASPA es la representación, gestión, defensa y fomento de los intereses de los asociados pertenecientes al sector de automoción. En cuanto a su visión, consiste en ser la asociación referente para los profesionales de este sector, mejorando de forma continua su desarrollo y profesionalización, apoyándose en una formación diferenciadora y adecuada a las necesidades reales del asociado y del sector. Y en cuanto a sus valores, son el compromiso, la lealtad y la agilidad con el asociado, el rigor en la formación impartida, la comunicación y la transparencia en la gestión.

El presidente de ASPA y miembro del Comité Ejecutivo de Cetraa, Rogelio Cuesta, ha valorado positivamente la obtención de esta certificación. “Mostramos nuestro convencimiento de que repercutirá en un mejor funcionamiento de nuestra asociación, mejorando o intentando mejorar siempre la calidad de su servicio para el asociado y para la sociedad en general”.

(Foto: Rogelio Cuesta, presidente de ASPA y miembro del Comité Ejecutivo de Cetraa)