La conectividad fue la protagonista de una mesa de diálogo celebrada en el entorno del Salón Internacional del Automóvil de Barcelona, en el Espacio de Comunicación del Connected Car.

En la mesa participaron María Luisa Poncela, Secretaria General de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Economía y Competitividad, Julio Linares, Vicepresidente de Telefónica y Rafael Prieto, Vicepresidente Ejecutivo y Director General de Peugeot-Citroën Iberia.

 

La conectividad en el mundo industrial ya no es algo de futuro, hoy empieza a ser una realidad y, es, sin duda, una herramienta que influirá en la competitividad industrial y que es un elemento diferencial para aquellos actores en el mercado que potencien su uso.

Las nuevas tecnologías y la conectividad es un polo de atracción básico para que el público joven vuelva a interesarse por el automóvil, no sólo como símbolo de libertad, sino también como modo de estar permanentemente conectado con su entorno.

Para Poncela, hay que incorporar las nuevas tecnologías a nuestros centros de producción para ser más competitivos. "Tenemos que apostar por las nuevas tecnologías, son una revolución en el lenguaje y el las tendencias a futuro", expuso. Para ello, "hay que invertir más, que permita el desarrollo industrial y social del país".

Del mismo modo, Linares comentó que "la conectividad se ha convertido en algo tan importante como el aire o el agua par vivir: es parte de nosotros, se ha convertido en nuestro segundo cerebro". "El mundo digital es una herramienta muy importante para crear empleo y para ello tenemos que hacer un esfuerzo para impulsar el emprendimiento y el talento".

Concluyó Prieto, al señalar que España se puede convertir en un punto neurálgico en I D i. PSA Peugeot Citroën es uno de los grupos destacados en el campo de la conectividad, recalcó. En lo relativo a llamada de emergencia, sus marcas Peugeot, Citroën y DS son referencia y pioneras, adelantándose doce años a la implantación de la obligatoriedad en Europa de estas tecnologías.

"En la actualidad - prosiguió - estamos en pleno desarrollo de conectividad entre vehículo y Smartphone, como el premiado protocolo Car Easy Apps o la puesta en marcha de nuevos servicios de vehículo conectado. Una firme y decidida apuesta reflejo del espíritu de innovación de PSA Peugeot Citroën y que se concretará, por ejemplo, en la aparición de los primeros vehículos con funciones de conducción automática previstos para 2018".