La exposición "Recicla y Sonríe" de TNU, el Sistema Integrado de Gestión de Neumáticos Fuera de Uso, estará presente en el Centro Comercial Zona Este de Sevilla hasta el 7 de julio, después de ser visitada por más de 5 millones de personas en 25 ciudades. Esta exposición itinerante, formada por paneles interactivos, difunde de manera clara y didáctica la importancia que tiene en nuestra sociedad el reciclaje de neumáticos usados, ya que si no se reciclan correctamente, tardarían más de 1.000 años en desaparecer de la naturaleza.

La exposición explica también los más novedosos usos que se les da a estos neumáticos: como convertirlos en guardarraíles con base de caucho, más seguros para los motoristas; vías de metro más silenciosas y seguras; obtención de biogás a partir de este residuo; carreteras más seguras y adherentes, así como los destinos más habituales como pistas de atletismo, césped artificial, aceros de 1ª calidad, etc. y sobretodo lo más ecológico, renovarlos para convertirlos otra vez en neumáticos listos para circular.
TNU recicló durante 2012 en Sevilla más de 1.860 toneladas de neumáticos usados, equivalente a dejar de emitir al Medio Ambiente más de 17.500 toneladas de CO2, ahorrando 7'5 millones de litros de petróleo. Los neumáticos usados crean un grave problema medioambiental. En España cada año se consumen más de 35 millones de neumáticos nuevos que posteriormente habrá que reciclar y la cantidad va en aumento, ya que cada año se desechan más de 200.000 toneladas de este producto petroquímico.
Los neumáticos tratados por TNU se reutilizan -es el único operador que cuenta con empresas que renuevan los Neumáticos Fuera de Uso de turismo-, reciclan -se recuperan sus materiales, convirtiéndolos en superficies para campos de juego, césped artificial, acero de 1ª calidad, aislantes para viviendas, etc.- y transforman -en combustible para hornos de cemento-.