La Generalitat de Cataluña y Repsol fomentarán el uso del gas licuado del petróleo (GLP) con la adopción de medidas que se han comprometido a realizar en un acuerdo entre la directora del Instituto Catalán de Energía (Icaen), Mercè Rius, y el director territorial de GLP Repsol en Cataluña y Baleares, Joaquín Garrote.

 

El Icaen incluirá este tipo de energía en sus políticas de apoyo a la diversificación de combustibles, en su comparador de vehículos eficientes y en sus estadísticas sobre la evolución del parque de vehículos eficientes, informó la Conselleria de Empresa y Empleo.

En este sentido, la empresa de carburantes diseñará incentivos económicos para la adquisición de coches que usen el GLP, e implantará puntos de recarga en su red de estaciones de servicio de Cataluña, por donde ya circulan 6.200 vehículos de estas características.

Repsol cuenta con 300 estaciones de servicio que suministran GLP en la Península Ibérica y Baleares, de las que 63 están en Cataluña y pretende alcanzar las 73 este año.

Remarquemos, asimismo, que el GLP genera menos emisiones contaminantes, supone un ahorro de hasta el 40% en comparación a los combustibles convencionales y cuenta con 25 millones de vehículos que lo usan en el mundo.