La Guardia Civil ha denunciado seis talleres ilegales en varias poblaciones del Alt Empordà en inspecciones aleatorias del Seprona durante el último mes. Cabe destacar que uno de los negocios fraudulentos ya ha sido denunciado cuatro veces por trabajar de forma clandestina y sin la documentación necesaria, informa el periódico La Vanguardia.

De los seis talleres descubiertos, cuatro no tenían las autorizaciones administrativas pertinentes, uno no había tramitado la licencia de Medio Ambiente que se requiere para operar, y el otro no estaba inscrito en el Registro de Productores de Residuos de Cataluña (RPRC). La Guardia Civil ya ha localizado y denunciado una veintena de talleres ilegales desde 2015.

(Foto: Guardia Civil / ACN).