La patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Compañía de A Coruña ha localizado dos talleres clandestinos de reparación de vehículos en el marco de la campaña de vigilancia y detección de talleres que no están registrados oficialmente y carecen de licencia municipal, informa La Opinión de A Coruña.

En la localidad coruñesa de Cambre, la Benemérita localizó en el polígono de Espíritu Santo un taller que desarrollaba actividades de reparación de vehículos a puerta cerrada, "sin ningún tipo de cartel o placa señalizadora de tal actividad". Todo ello a raíz de un vertido con espumas en el cauce de un riego que limita con dicho polígono.

"Tras la inspección de la zona, la mencionada patrulla ubicó el origen y la naturaleza del mismo, correspondiendo al lavado de piezas realizado en esta nave, sin la documentación correspondiente, vertiendo las aguas residuales a la canalización de pluviales del polígono", ha explicado la Guardia Civil en un comunicado.

El segundo taller fue localizado en los anexos de una vivienda próxima al núcleo de Oza-Cesuras. Allí, fue hallado un depósito de "numerosos" vehículos desguazados, "constatando el aprovechamiento de sus piezas para la reparación de otros y el desarrollo de actividades de reparación de chapa y pintura", sin las pertinentes autorizaciones para las mismas.

La Guardia Civil inspeccionó también la empresa receptora de las piezas extraídas de los vehículos, por inclumplir la normativa sobre trazabilidad y gestión de este tipo de residuos.