La Guardia Civil, a través de su cuenta de Twitter, ha comenzado una campaña de recomendaciones a los usuarios para que revisen el marcaje de sus neumáticos, en un intento de frenar el fraude en la comercialización de neumáticos con demasiados años desde su fabricación.

 

El mensaje de la Guardia Civil (http://twitter.com/guardiacivil/status/653668989466374144/photo/1), que supera ya los mil retuits y más de 600 usuarios lo marcaron como favorito, informa que entre los numerosos marcajes que figuran en el flanco del neumático (que dan a conocer la dimensión, código de velocidad y carga, etc), existe una cifra de cuatro dígitos que corresponde al código de fabricación Dot (Departament of Transportation), correspondiendo los dos primeros a la semana de fabricación y los dos últimos al año. Asimismo, y aunque la Guardia Civil no lo menciona, junto a esta cifra debe aparecer una "e" que significa que ha sido homologado para su comercialización en la Unión Europea.

Con estas recomendaciones la Guardia Civil intenta evitar fraudes, para que los usuarios sepan la edad que tienen los neumáticos que adquieren y que no paguen por uno viejo como por uno nuevo.

Recordemos que los neumáticos no tienen una fecha de caducidad preestablecida, ya que depende mucho de la forma en que hayan sido manejados y almacenados, porque el ozono de la atmosfera puede alterar su estado, así como el contacto con aceites y otros hidrocarburos.

Sin embargo, dada la tasa de evacuación de antioxidantes se recomienda, en general, que no se monten neumáticos con más de diez años desde su fecha de fabricación, y que se sustituyan con cinco sí han estado montados en algún vehículo.

Asimismo, la legislación prohíbe expresamente circular con neumáticos cuya profundidad de dibujo sea inferior a 1,6 mm, por lo que neumáticos que presenten un desgaste superior también están invalidados para su montaje y uso.