Dos propietarios de un local de compraventa de coches fueron detenidos por la Policía Nacional, acusados de estafa en Logroño (La Rioja). Los dueños -dos hombres de nacionalidad argelina- manipulaban algunos de los cuentakilómetros de los vehículos, para después ponerlos a la venta.

El Gobierno en La Rioja informó de esta detención, que ocurrió el pasado día 10 de octubre en el citado 'concesionario', donde han sido precintados e inmovilizados 31 turismos.

Seis de ellos tenían el cuentakilómetros manipulado. Indicar, en ese sentido, que dos vehículos pertenecen a un empresario francés, que los compró y denunció los hechos a la Policía. Otros diez están pendientes de determinarse la presunta manipulación del cuentakilómetros.

Según la documentación que le entregaron a este empresario francés, la cantidad de kilómetros no era la correcta, sino bastante inferior a la que realmente poseían. Los coches sufrían averías no muy habituales para vehículos de esa antigüedad y con esos kilómetros. Posteriormente se comprobó que tenían hasta un 40% más de kilómetros que los que marcaban.

La Policía calcula que, desde 2009 hasta hoy, los detenidos han vendido al menos 550 vehículos tanto a particulares, desguaces y empresas de leasing.

La mayoría de estos coches tenían un número muy elevado de kilómetros que, tras modificar el cuentakilómetros, vendían a través del concesionario y su página en Internet con un precio más bajo que el de tasación de mercado, por lo que la Policía cree que el número de afectados puede ser muy elevado.

La mayor parte de coches que vende este establecimiento son de gran capacidad de carga, con menos de cuatro años de antigüedad y un buen estado de conservación.