La demanda mundial de los coches fabricados en España impulsó notablemente la producción de vehículos en nuestro país, un 13,6% en julio, alcanzando las 264.718 unidades. Esto supone un ritmo de crecimiento en las fábricas de vehículos del 12,9% en el cómputo de los siete primeros meses del año y un total de 1.722.421 vehículos fabricados.

 

En este sentido, la producción de vehículos en España aumentó de manera considerable el Índice de Producción Industrial español, que en julio había crecido un 13,9%.

Tanto la mayor demanda interna de vehículos como la externa están provocando que las fábricas españolas estén logrando una mayor carga de trabajo, con un claro reflejo positivo en las cifras mensuales, posicionando a España como un país eficaz y potente en la producción de vehículos. Muestra de ello es que las plantas españolas siguen recibiendo buenas noticias en cuanto a la carga de trabajo.

Si analizamos la producción por segmentos se aprecia que los turismos crecen en lo que llevamos de año un 19,17%, con un volumen de 1.388.697 unidades. En el lado contrario nos encontramos con un fuerte descenso en el segmento de furgones, industriales ligeros e industriales pesados.