Los concesionarios y sus financieras de marca ganan protagonismo en la financiación de automóviles, dentro de un contexto deteriorado por la caída en las ventas y disminución de la actividad crediticia por parte de las entidades bancarias.

De hecho, el 46 % de los concesionarios cuestionados se apoyaron en la financiación en la mayoría de automóviles nuevos que vendieron en 2012. Este porcentaje duplica el obtenido en 2008.

La financiera de marca es la principal entidad con la que trabajan el 75 % de los concesionarios, participación que se situaba en el 60 % hace cinco años.