Las matriculaciones de turismos cerraron la primera quincena de abril con 22.989 unidades, un 24,7 % que en el mismo periodo de 2012, según la patronal de concesionarios Faconauto.

El resultado se esperaba, pues la estacionalidad de marzo con la Semana Santa trasladó al mes de abril muchos aplazamientos de compra y, además, éste era un mes en el que ya se confiaba en el impacto en positivo de las ayudas del Plan Pive 2.

Por canales, el de particulares presentó un crecimiento importante - con casi el 50 % de las ventas (11.317 unidades) - del 31,9 %. No obstante, la mayor subida, un 79,7 %, se dio entre las alquiladoras o "rent a car", que sumaron en esta primera mitad del mes 5.803 unidades.

La situación de crisis golpea todavía a las compras de las flotas de empresa que, con 5.869 turismos, desciende, en términos interanuales, un 11,5 %.