Las matriculaciones de vehículos industriales en el mercado español descendieron un 28 % en marzo, al registrar 878 unidades, según datos facilitados por las asociaciones de fabricantes (Anfac), de concesionarios (Faconauto) y de vendedores (Ganvam).

El cierre del mes de marzo ha generado, en consecuencia, un cierre para el primer trimestre de 2013 con un registro de 3.013 matriculaciones y una caída sobre el mismo periodo de 2012 del 19 %.

La debilidad de la economía está marcando la línea de las ventas de vehículos industriales nuevos, con volúmenes muy bajos, ya que la actual situación es complicada para este segmento.

El sector de la construcción no da síntomas de recuperación y ello lastra la evolución del mercado de este tipo de vehículos, al tiempo que la dificultad para financiar operaciones de adquisición de camiones hace muy difícil la recuperación de las ventas de este mercado.

Por segmentos, los vehículos industriales ligeros han descendido en marzo un 20,4 %, con sólo 39 unidades matriculadas, mientras en el acumulado del año el descenso es del 22,1 % y 116 matriculaciones.

Les siguen los vehículos medios, con un volumen de 110 unidades y un 30,8 % de caída en marzo, para llegar al cierre del trimestre con una caída del 30,8 % y 343 unidades matriculadas.

También descienden los vehículos industriales pesados un 26,3 %, con 592 unidades registradas en el mes de marzo, para un cierre trimestral del 18,4 % y 2.094 matriculaciones.

En el caso de los pesados rígidos, las matriculaciones en marzo han descendido un 34,2 %, con 75 unidades, acumulando un descenso del 26,8 % y 295 matriculaciones en el primer trimestre.