Las ventas de coches en el continente europeo se incrementaron un 9% en abril, con prácticamente todos los fabricantes aumentando sus ventas. De hecho, las matriculaciones alcanzaron los 1,3 millones de unidades, según datos de la patronal de los fabricantes Acea.

De este modo, el mercado de Europa contabiliza 32 meses consecutivos de repuntes y no deja de mostrar fortaleza. Además, se trata del mejor mes de abril desde 2008.

Recordemos que las ventas volvieron a número positivos, después de seis años cayendo, en 2014. La demanda está creciendo mes tras mes, vinculada a la confianza del consumidor y a los incentivos dados por marcas y concesionarios, así como gracias al constante lanzamiento nuevos modelos.

Las matriculaciones han sido impulsadas por los fabricantes alemanes. Daimler creció un 21,6% y BMW un 11,7%.

Otro grupo que se comportó bien en el último mes fue Fiat Chrysler Automobiles, cuyas matriculaciones se incrementaron un 13,6%, gracias a Jeep, que se sigue beneficiando del buen momento que viven los SUVs en Europa.

Por su parte, las ventas del Grupo Volkswagen crecieron un 5,3%, copando además más del 25% del mercado continental.