Los concesionarios darían por perdido el mes de junio si no se pone en marcha, de manera inmediata, la aplicación que permite a los puntos de venta introducir las solicitudes de ayuda de los compradores contempladas por el Plan Pive 6, indicó la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

La patronal de los concesionarios recalcó que hay una importante bolsa de operaciones retenidas pendientes de matricular correspondientes a peticiones de compradores que querrían adquirir su vehículo antes de fin de mes.

Las ventas a particulares, las que atienden directamente los concesionarios y sobre el que repercute directamente el Plan Pive, acumulan 23.545 matriculaciones hasta el 20 de junio, un 8,7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, lo que pone de manifiesto una clara ralentización de este mercado.

Este dato supone además haber hecho 4.000 ventas menos respecto a las previsiones que manejaban los concesionarios para junio.

En lo que va de mes se han matriculado 55.578 coches, un 18,9% más que en el mismo periodo de 2013. El mercado se está viendo favorecido por el buen comportamiento del canal "rent a car", que crece un 35%, con 21.348 ventas, y por el canal de empresas, que lo hace un 15,4%, con 10.685 matriculaciones.