El presidente de la Asociación del Automóvil de Asturias (ASPA), Rogelio Cuesta García, y el subdirector general de Caja Rural de Asturias, Antonio Romero Casado, firmaron un convenio de colaboración para que este colectivo de empresarios disponga de una amplia gama de productos y servicios financieros exclusivos en condiciones preferentes.

 

El objetivo es apoyar a ASPA, asociación formada por más de 800 empresas, en el desempeño de su actividad profesional, fomentar el desarrollo de sus proyectos y su crecimiento.

El acuerdo recoge una serie de productos y servicios con la idea de modernizar y mejorar las capacidades comerciales y competitivas de las empresas del sector del automóvil asturiano. Los socios de ASPA podrán obtener, entre otras ventajas, préstamos y cuentas de crédito para realizar sus inversiones a tipos de interés preferentes.

Entre la oferta de productos y servicios financieros que Caja Rural de Asturias pone a disposición de los socios destacan la Cuenta Negocio, sin comisiones de administración y mantenimiento; financiación de circulante para los desajustes de tesorería y financiación de activos fijos para compra de maquinaria o reformas de local así como intermediación en los préstamos ICO junto con los productos de ahorro-inversión con máxima rentabilidad fiscal.

ASPA es una organización dinámica que presta asesoramiento integral sobre el sector a un amplio colectivo y que posee un censo laboral de unos 4.700 trabajadores por cuenta ajena y 1.000 trabajadores autónomos.