La Asociación Provincial de Talleres de Reparación de Automóviles (Atra) ha iniciado una campaña de lucha y sensibilización contra la proliferación de talleres ilegales, desarrollada paralelamente en las ocho provincias andaluzas y coordinada por la Federación Andaluza de Talleres, Automóviles y Afines (Fata).

 

Atra, que es miembro de la patronal Femca y Ceca, está llevando a cabo diferentes acciones, entre las que se encuentran una recogida de firmas y la creación de un manifiesto para el cumplimiento de la legislación en el sector.

Estas acciones pretenden concienciar a la administración autonómica del grave problema que representa el intrusismo en este sector, pues la seguridad vial se ve seriamente afectada cuando los vehículos se ponen en manos de mecánicos y talleres irregulares, al margen de cualquier normativa o control regulatorio.

Teniendo en cuenta la situación en la que encuentra el parque móvil a nivel nacional, con una edad media de los vehículos por encima de los diez años, es fundamental que las revisiones y reparaciones se lleven a cabo en talleres legales que cumplen con la ley, por lo que deben redoblarse las inspecciones a quienes trabajan fuera de este marco.

Por su parte, Fata, a través de la recogida de firmas de clientes en toda Andalucía, persigue concienciar a la administración y a la sociedad sobre las graves consecuencias que puede acarrear reparar vehículos en cualquier taller ilegal, junto a otras actividades, como el alquiler de boxes para la autoreparación.

Tanto la recogida de firmas como el manifiesto buscan que se legalicen todos los talleres de reparación de vehículos a motor para luchar contra la economía sumergida. "Desde Fata pedimos que se cierren y precinten todos estos locales que realizan una actividad sin regularizar su situación", manifiestan.