Los datos no pueden ser más esclarecedores: la DGT prevé que durante el mes de agosto serán más de 41 millones de desplazamientos de largo recorrido los que se realizarán por el territorio nacional. Aunque la tendencia es que cada vez más el automovilista visite talleres multimarca frente a talleres oficiales, es en verano donde, por el tipo de operación que se efectúa, se realizan más visitas a talleres multimarca, en torno a 7 de cada 10 mantenimientos y revisiones. Dentro de los talleres multimarca, surgen con fuerza durante esta época los talleres con mecánica rápida/neumáticos/autocentros, debido a la urgencia que presentan los automovilistas, en la reparación; 2 de cada 10 operaciones de verano se harán en este tipo de talleres.

Una de las soluciones para minimizar los riesgos ante los desplazamentos es realizar una revisión general del vehículo previa a las vacaciones, incidiendo en los aspectos primordiales de la seguridad. Para GT Motive, estos son los 10 elementos que se deben revisar cuando llevamos el coche al taller antes de salir de viaje: batería y sistema de encendido, motor, aire acondicionado, niveles, filtros, estado de las correas, frenos, dirección y amortiguadores, neumáticos y nivel de humos.
La crisis económica, además, está incidiendo negativamente en el cuidado de los vehículos. Según GT Motive, que tiene presencia en el 33% de los 46.000 talleres nacionales y que ha realizado un estudio sobre la tendencia en las visitas al taller, por intervenciones de mecánica y carrocería en los últimos 3 años donde se pone de manifiesto un descenso de un 34,2 % en las visitas.
De la experiencia de GT Motive -con sus más de 4,5 millones de valoraciones de órdenes de reparación- se muestran los precios medios de las piezas y el tiempo que se tarda en sustituirlas: así cambiar el disco del freno cuesta de media 104'75 euros, los amortiguadores 133´72 euros, las pastillas de freno 110´92 euros, el filtro del aire 33´79 euros, el filtro de partículas 32´73 euros, las bujías 35'42 euros, el filtro de aceite 24'36 euros, la batería 143´11 euros y para terminar los neumáticos 129´10 euros.
Según apuntan desde GT Motive, "en esta época del año con millones de desplazamientos en las carreteras, los automovilistas deben de prestar atención al mantenimiento de sus vehículos, evitar pequeñas averías que pueden terminar en operaciones de sustitución de mayor coste para así conseguir una mayor seguridad vial, evitando sustos innecesarios. El usuario puede elegir entre una amplia oferta de establecimientos reparadores, con un amplio abanico de servicios y siempre con los mejores profesionales que realizarán un diagnóstico y presupuesto de la reparación, que se ajuste al bolsillo de cada propietario".