Los vehículos comerciales continúan con un crecimiento sostenido y en mayo crecieron un 45,3%, con un total de 10.570 unidades. Asimismo, en lo que llevamos de año se han matriculado un total de 46.240 unidades, un 44,8% más.

El mercado apunta, con estas cifras, a un volumen total en el año cercano a los 100.000 vehículos comerciales o incluso algo por encima. Durante la época de crisis, este segmento ha sufrido un importante déficit de renovación, produciéndose un envejecimiento constante del parque de furgonetas.

Según, un informe de Anfac Research, durante la larga coyuntura económica se ha acumulado un déficit de renovación de furgonetas de 300.000 unidades.

La renovación del Plan Pima Aire, anunciada el pasado sábado por el Presidente del Gobierno, dará un nuevo impulso a este tipo de vehículos, que son una pieza fundamental de la actividad de autónomos y pequeñas y medianas empresas.

Las ediciones anteriores de los Planes Pima Aire potenciaron la actividad económica en cerca de 537 millones de euros. Además, ayudará a la necesaria renovación del parque de furgonetas, cuya edad media se sitúa por encima de los once años de edad.