Los coches de ocasión con un valor residual alto (depreciación de un vehículo teniendo en cuenta su edad, kilometraje e imagen de marca) son los que están empujando las ventas del mercado de usados en lo que va de año.

 

En este sentido, según datos de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), el 40% de los vehículos usados de menos de diez años - mercado de ocasión selectivo atendido principalmente por concesionarios - vendidos hasta septiembre en nuestro país correspondió a coches con un valor residual mayor de 15.000 euros.

Este segmento de coches, no en vano, creció a un ritmo del 85% en los primeros nueve meses del año respecto al mismo periodo de 2013, con 212.307 unidades vendidas. Por otra parte, las ventas de coches de hasta 15.000 euros de valor residual cayeron un 11%, con 310.558 transacciones.

Estas cifras reflejan, al mismo tiempo, el imparable aumento del precio medio de los vehículos usados que, según datos del portal coches.net para Faconauto, se situó en los 11.821 euros en septiembre, un 8,5% más que hace un año.

"El mercado de ocasión está polarizado. Los compradores adquieren un coche muy barato, viejo y con muchos kilómetros, o bien buscan modelos "premium", a los que no pueden acceder, por su precio, en el mercado de vehículo nuevo. Esto está impulsando las ventas de modelos de segunda mano con valores residuales altos", indicó el presidente de Faconauto, Jaume Roura.