La Dirección General de Tráfico (DGT) desarrolla, hasta el próximo 17 de julio, una campaña dedicada exclusivamente a la vigilancia de las condiciones de los vehículos que circulan por las carreteras. Así, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y el resto de policías locales y autonómicos prestarán especial atención al adecuado mantenimiento y puesta a punto de neumáticos, frenos, luces, señalización y parabrisas sin daños, entre otros.

Entre las Comunidades Autónomas a las que afecta esta campaña se encuentra Extremadura, donde serán más de 5.000 vehículos los afectados en esta iniciativa especial de la DGT. Según informa la prensa extremeña, citando a la agencia Europa Press, la subdelegada del Gobierno en Badajoz, Pilar Nogales, ha recordado que la antigüedad del vehículo “supone un factor de riesgo” al carecer éste de los sistemas y equipamientos de seguridad implantados recientemente, además de los problemas derivados de su uso.

La antigüedad media del parque de turismo ha aumentado en 3,7 años en el periodo 2007-2014, lo que multiplica por dos el riesgo de fallecer o resultar herido grave en un accidentes con vehículos de 10 a 15 años respecto a los de menos de cinco años. En palabras de la responsable, el año pasado se detectaron más 638.690 infracciones en España relacionadas directamente con el estado del vehículo, lo cual pone de manifiesto una situación sobre la que es preciso ahondar “a fin de continuar con la reducción de los accidentes que se registran en nuestras vías de tránsito”.

En la campaña extremeña participarán 430 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de la Comunidad Autónoma, en colaboración con el resto de unidades de Seguridad Ciudadana del Cuerpo, aunque también están invitados los ayuntamientos para que las policías locales participen en esta campaña. En cuanto a las carreteras, serán casi todas las vías interurbanas extremeñas las que serán vigiladas por los agentes y, sobre todo, las convencionales, que son las que concentran una mayor siniestralidad por las malas condiciones de los vehículos.

Durante la primera campaña de este tipo en la región, del 6 al 12 de julio de 2015, se controlaron un total de 4.395 vehículos entre 154 motocicletas, 2.759 turismos, 730 furgonetas y vehículos mixtos, 502 camiones, 51 autobuses y 199 vehículos que no entran en ninguna de las tipologías anteriores. De todos ellos, fueron denunciados 363 vehículos, a los que se les impusieron 379 denuncias. La mayoría de sanciones se relacionaron con problemas con la ITV, irregularidades en los neumáticos, documentación del vehículo, problemas en las placas de matrículas e irregularidades en el alumbrado o señalización.