Más del 60% de los conductores desconoce cómo colocar las cadenas de nieve en sus vehículos, indica Norauto, autocentros especializados en el mantenimiento integral y equipamiento del automóvil, ante la ola de frío.

 

Con motivo de las bajas temperaturas, la firma insta a la utilización de cadenas de nieve o neumáticos de invierno en las zonas más frías para no perder el control del vehículo. En este sentido, recuerda que las cadenas pueden ser obligatorias en algunos tramos y circular sin ellas provoca una pérdida de adherencia de los neumáticos, lo que aumenta el riesgo de accidentes.

Para Norauto es recomendable la instalación de neumáticos de invierno en las zonas más gélidas por su seguridad y comodidad, ya que con ellos no son necesarias las cadenas para la nieve. En cambio, propone las cadenas para los conductores que circulen con menos frecuencia en zonas con hielo.

En referencia al tipo de cadenas, aconseja por su facilidad de montaje el uso de las textiles para los conductores que circulan eventualmente por carreteras gélidas y no estén acostumbrados al montaje de cadenas de nieve. Pero indica que son menos duraderas que las metálicas y que no debe circularse con ellas sobre el pavimento sin nieve porque se deterioran rápidamente.

Asimismo, recuerda que las cadenas liquidas en forma de spray se deben utilizar sólo ante una solución de emergencia, para un momento puntual de la conducción.
Norauto, de la misma forma, señala las cadenas convencionales metálicas como las más duraderas pero más difíciles de montar. Por ello, aconseja centrarlas bien en la rueda a la hora de colocarlas para poder tensarlas con facilidad. Además, avisa de que una mala instalación de estas cadenas puede provocar daños mecánicos y en la chapa del vehículo.

Respecto a la colocación de las cadenas, la red indica que se deben instalar en las ruedas motrices, delanteras o traseras según el tipo de vehículo, y recalca que con cadenas montadas se debe circular a velocidad moderada.