El sector de la automoción y los concesionarios esperan un 2020 complicado en cuanto a ventas a lo que se suman, según destacan desde Faconauto, otras circunstancias que están influyendo en el mercado. Es el caso del coronavirus -Covid-19- que influirá en las ventas de vehículos este año: Moody's prevé una caída del 2,5% en 2020.

En una revisión de unas cifras ya de por sí negativas, la agencia de calificación ha incrementado su previsión de disminución de ventas. “Las ventas mundiales de vehículos disminuirán un 2,5% en 2020. Se reduce desde una caída del 4,6% en 2019, pero se empeora en comparación con la disminución del 0,9% que se había proyectado para este año previamente”, explica el vicepresidente senior de Moody’s, Falk Frey.

A pesar de esta perspectiva tanto en la demanda de automóviles como en el suministro de componentes, la agencia pronostica una recuperación en los próximos años. Para 2021 se estima que las matriculaciones de vehículos se recuperen y crezcan un 1,5%, aunque es “un dato insuficiente para recuperar las ventas perdidas en periodos anteriores”, indican desde Faconauto.

Por mercados, China y Estados Unidos serán los territorios más afectados por las pérdidas en 2020 según Moody’s, especialmente el país asiático, que ha pasado de esperar una caída del 1% a un descenso de las ventas de automóviles del 2,9%. Estados Unidos, por su parte, verá cómo disminuyen sus matriculaciones en un 1,2% y Europa descenderá sus ventas en un 4%. El único mercado automovilístico que crecerá este año es el japonés, con un porcentaje del 0,4%.