Norauto España incrementó el reciclaje de residuos peligrosos más de un 15% en 2013 dentro de su política de Responsabilidad Social Corporativa.

En este sentido, desde 1995, la empresa cuenta con un programa de gestión de residuos automovilísticos que dirige hacia empresas especializadas de reciclaje, recuperación, reutilización y revalorización, siendo pionera en la entrega de recambios del automóvil destinados al reciclaje.

La cadena de autocentros especializados en el mantenimiento integral y equipamiento del automóvil incrementó el pasado año su compromiso con el desarrollo sostenible, así como con las conductas responsables con el medio ambiente,  gestionando el reciclaje de más residuos.

En la actualidad gestiona el reciclaje de una veintena de residuos peligrosos, tales como catalizadores, filtros, pilas, líquidos anticongelantes, entre otros, además de otros residuos inertes como papel y cartón, chatarra y palets.

Durante 2013 el reciclaje de neumáticos alcanzó las 3.800 toneladas, mientras que en el caso de las baterías se recogieron más de 1.000 toneladas gracias a la iniciativa de obsequiar con un vale de cinco euros por cada batería que los usuarios acercan hasta los autocentros para su posterior reciclaje.

Los residuos peligrosos son eliminados en vertederos de seguridad, regenerados o recuperados para la creación de nuevos productos.