Los accidentes de tráfico están detrás de la muerte de alrededor de 1,25 millones de personas al año, según Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Evitar que el número de personas que pierde la vida en las carreteras siga aumentando está en manos de todos. Norauto, la cadena de mantenimiento y equipamiento integral del automóvil, recuerda que el factor automóvil está de manera muy presente en muchos de estos siniestros de tráfico, siendo su correcto mantenimiento un requisito fundamental para evitar que un siniestro inesperado suceda por un fallo en los frenos, en la dirección o en los neumáticos.

A pesar de los numerosos esfuerzos, la siniestralidad vial está creciendo en España. Así, durante el año 2016 se producían un 7% más de fallecidos en accidentes de tráfico que en año anterior (1.810), un 3% más de heridos hospitalizados (9.755) y un 5% más de heridos leves.

Con motivo del Día Mundial en Recuerdo a las Víctimas de Accidentes de Tráfico que se conmemora el tercer domingo del mes de noviembre, Norauto incide en la importancia que juega el vehículo en la seguridad vial, siendo el nexo de unión entre la persona y la carretera. De ahí la necesidad de realizar un adecuado mantenimiento y garantizar que el coche se encuentra en perfecto estado con periodicidad y no sólo cuando se van a realizar desplazamientos largos.

Y es que muchos de los accidentes de tráfico con víctimas se podrían haber evitado con un correcto mantenimiento. Durante el año 2015, último con todas las estadísticas cerradas, un total de 557 vehículos implicados en accidentes con víctimas, tenían neumáticos muy desgastados o defectuosos. Igualmente, 185 de los vehículos presentaban un reventón y 44 contaban con anomalías previas en la dirección. Asimismo, 181 de estos vehículos implicados en accidentes con víctimas, tenían anomalías previas en los frenos.