El DOG número 219, de 17 de noviembre de 2017, ha publicado el Decreto 108/2017, de 2 de noviembre, por el que se modifica el Decreto 70/2011, de 7 de abril, por el que se regulan la actividad industrial y la prestación de servicios en los talleres de reparación de vehículos automóviles y de sus equipamientos y componentes.

Una de las modificaciones más destacadas, según la asociación ATRA, es que recupera para el taller la posibilidad de cobrar al cliente por la elaboración del presupuesto de reparación cuando el usuario no realice seguidamente la reparación en el taller en el que fue elaborado, y se hayan hecho constar previamente en el resguardo de depósito del vehículo los trabajos necesarios para su elaboración y el precio de los mismos, y conste la firma del usuario y la expresión “acepto el importe de confección del presupuesto” o similar de su puño y letra.

Además, se regula la figura del responsable técnico de taller, indicando que los talleres deberán disponer, por lo menos, de un responsable técnico en plantilla a jornada completa que acredite su preparación e idoneidad.

También crea la “Placa informativa sobre las actividades que se desarrollan en este taller”, indicando que los talleres legalmente clasificados colocarán en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible desde el exterior, a la derecha o en la parte inferior de la placa distintiva, la placa informativa que les corresponda.

Los talleres que hayan iniciado su actividad con anterioridad a la entrada en vigor de este decreto, de conformidad con lo establecido en el artículo 4 del Decreto 70/2011, de 7 de abril, tendrán un plazo de 12 meses desde su entrada en vigor para adaptarse a lo previsto en él. Este decreto entrará en vigor a los 20 días de su publicación en el Diario Oficial de Galicia.