Durante el encuentro organizado por Sernauto y McKinsey, el secretario general de Industria, Raúl Blanco, destacó “la amplitud de la cadena de valor de automoción” y la contribución de la industria española de componentes de automoción. “De los empleos directos del sector, 40.000 se crearon sólo en el periodo 2013-2016, lo que da una señal del dinamismo, de su competitividad internacional y del papel que tiene en el conjunto de la industria española”.

El responsable resaltó su apoyo al sector en estos momentos de transformación e incertidumbres globales. “Desde la Administración lo que tenemos que hacer es acompañar y trabajar junto con el sector y en ello estamos”. Blaco también mostró su “pleno apoyo a la industria y a todo lo que se produce en España que tiene una calidad y una excelencia total, los vehículos actuales y los que se produzcan en el futuro, desde una perspectiva de neutralidad tecnológica; es decir, no podemos llegar a los objetivos 2020-2030-2040 sin tener en cuenta todas las tecnologías”.

Jornada McKinsey SERNAUTO secretario estado

Sin duda, el mercado va a ir avanzando muy rápido y en ese tránsito “hay que acompañar al sector y dar un mensaje de transición ordenada y neutralidad tecnológica; y que lo más importante es la renovación del parque móvil, que tiene una edad media de 12,5 años”. En palabras del secretario general, “son muchos los vehículos que se puede comprar el consumidor final de todos los tipos de propulsión, los actuales y los que vengan en el futuro”.

Por su parte, el presidente del Comité Organizador de Motortec, Benito Tesier, y David Moneo, director de Salones de Automoción de Ifema, dieron la bienvenida a los asistentes destacando las buenas cifras de la feria que, a 13 días de su celebración, ha conseguido llegar a un 8% más de espacio que en la edición de 2017. A continuación, el director general de Sernauto, José Portilla, introdujo la jornada comentando la desaceleración experimentada por los proveedores de automoción en el último cuatrimestre de 2018, por lo que la previsión es que la facturación mantenga los mismos niveles del año anterior.

Estudio “Estado de la Industria Española de Componentes y Previsiones 2019”

Rafael Westinner e Ignacio Rada, de McKinsey, fueron los encargados de presentar las principales conclusiones del Estudio ‘Estado de la Industria Española de Componentes y Previsiones 2019’, un documento que es una réplica a nivel nacional del análisis de la situación del sector y tendencias de futuro que la consultora elabora periódicamente para la asociación europea Clepa, basado en una exhaustiva encuesta a directivos de las empresas más representativas del sector.

En palabras de Rafael Westinner, socio de McKinsey responsable del sector industrial y de automoción en España, “la industria está atravesando una época de incertidumbre condicionada por diversos cambios en el mercado y la tecnología. Si bien es cierto que algunos de estos cambios suponen grandes retos, también ofrecen grandes oportunidades. Éstas se podrán aprovechar haciendo un esfuerzo de adaptación, con una cultura más ágil, intensificando la mejora en operaciones y adquiriendo y desarrollando el talento necesario. El nuevo entorno global también ha supuesto un reto para la propia McKinsey: el 50% de las cosas que hacemos hoy no existían hace cinco años”.

Jornada McKinsey SERNAUTO rafael westinner

En el estudio se pone de manifiesto que las empresas del sector de componentes tienen una impresión general moderadamente positiva de cara a este año. Las nuevas tendencias tecnológicas y de mercado marcan los grandes retos a los que se enfrentan las empresas del sector, como la transición de los motores de combustión a la propulsión eléctrica o la presión de los competidores low-cost, pero también ofrecen oportunidades en el ámbito de la incorporación de tecnologías digitales a la producción y la conectividad del vehículo o la inteligencia artificial.

Para afrontar las nuevas tendencias y adaptarse al cambio, las empresas deberán replantear sus estrategias, buscando nuevos socios e incorporando a las organizaciones nuevos perfiles de talento. “Vivimos en una situación de cambio tecnológico, con incertidumbres políticas y de mercado que pueden afectar a las empresas del sector en un futuro próximo”, afirman desde McKinsey. Por ello las empresa han de prepararse, optimizando sus operaciones, reconsiderando sus estrategias y forma de trabajar y apostando por las nuevas tecnologías, mediante la adquisición o acuerdos de colaboración con otras empresas.

Mesa redonda

Tras la presentación del estudio, tuvo lugar una mesa redonda moderada por Rafael Westinner en la que se debatió sobre los principales retos reseñados: competitividad, internacionalización, innovación y talento.

Jornada McKinsey SERNAUTO mesa redonda

En relación con la internacionalización, José Luis Kaiser, director general de Política Económica y Competitividad del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, destacó la importancia de diversificar mercados. Se refirió a las negociaciones de la Unión Europea para la consecución de acuerdos de libre comercio con economías prioritarias como Indonesia, Singapur, Vietnam, Australia y Nueva Zelanda.

Por su parte, Sebas Alsina, Solution Director CloudSuite Automotive de INFOR, comentó que “los proveedores del sector de automoción deben acelerar sus procesos de internacionalización y centrarse en automatizar todos los procesos, con la ayuda de soluciones focalizadas en la industria y en la nube pública, que permiten adaptarse a los cambios rápida y ágilmente.”

Finalmente, Francisco Álvarez, director corporativo de Formación y Desarrollo de Gestamp, considera que “la gestión del conocimiento y cómo se transfiere a las nuevas generaciones es fundamental. La capacidad de adaptación y el trabajar de forma social son talentos clave. Así cabemos todos”.