El Ayuntamiento de Ibiza, a través de su concejalía de Medio Ambiente y Movilidad, ha denunciado esta semana a tres talleres situados en la localidad de Ses Feixes des Prat de Vila por infringir la normativa de residuos, según informa el Diario de Ibiza.

 

Uno de los talleres ha sido inspeccionado por la Unidad de Medio Ambiente (UMA), que observó que se estaban realizando labores de modelaje de chapa y pintura sin contar previamente con ningún sistema de ventilación ni de seguridad, exponiendo a los trabajadores a residuos tóxicos generados. A pesar de ello, Francisco Núñez, propietario del taller, lo niega rotundamente, señalando que esa nave era, únicamente, para guardar herramienta y despieces.

En los alrededores del negocio de reparación se puede ver multitud de chapas de vehículos, ruedas y varios coches completamente abandonados que descansan en medio del brezo y que, según Núñez, “no proceden de su taller, ya que llevan allí varios años y las instituciones no han mostrado ningún interés por retirarlos”.

Como el de Núñez, fueron multados otros dos talleres más por no disponer de un gestor de residuos. Además, en materia de ruido también se han denunciado y precintado otros dos establecimientos más por infracciones contra la normativa municipal sobre contaminación acústica.