El presidente de Asociación del Automóvil del Principado de Asturias (Aspa), Rogelio Cuesta, presentó el primer Plan de Formación Dual, organizado por la patronal y en el participarán catorce alumnos en once empresas diferentes, recibiendo formación en electrónica y nuevas tecnologías en el sector del automóvil.

 

En palabras del dirigente, la asociación ha optado por organizar este plan que permitirá formar los jóvenes en electrónica y diagnosis, ante la ausencia de personal con la formación y cualificación suficiente en nuevas tecnologías que demandan los talleres del Principado.

"Los asociados de Aspa, que son el 90% de los talleres de Asturias, llevaban años demandando personal formado y no lo encuentran", recordó Cuesta, antes de destacar que en la actualidad el sector exige una cualificación muy específica que nada tiene que ver con la mecánica tradicional.

Insistió asimismo la tecnología en el sector del automóvil va muy rápido y en estos momentos en la FP tradicional no hay formación acorde con los requisitos que se necesitan. Por ello este año serán una treintena de jóvenes los que se formen, 14 ahora y otros 15 en un segundo curso previsto para mayo o junio, y quince más en años sucesivos.

Por su parte, el consejero de Economía y Empleo del Principado, Graciano Torre recalcó a los alumnos que "os ha tocado la lotería", pues en un momento tan difícil como éste ya sois trabajadores y muchos jóvenes pagarían por estar seis meses en un taller donde poder demostrar que valen.

Torre animó seguidamente a otros sectores industriales del Principado a que se sumen a esta iniciativa de la Formación Profesional Dual que, hasta el momento, únicamente han puesto en marcha los empresarios del metal.

Señalar que las empresas recibirán financiación del Principado, pero el plan lo pone en marcha en solitario la patronal del automóvil. "Al empresario le sale rentable, porque aparte de formar a gente para el futuro de su empresa, la experiencia con aprendices es muy buena. Creo que el 100% de los chavales que acaben esta formación no va a tener problemas de empleo en los próximos 20 años, porque el sector demanda ese tipo de mano de obra que actualmente no existe", apuntó Cuesta.