El parque de vehículos especiales (tractores, maquinaria agrícola o de obras públicas) de España destaca por tener un escaso número de accidentes de tráfico pero con un alto porcentaje de víctimas. En 2012 los vehículos agrícolas y de obras públicas se vieron implicados en 365 accidentes de tráfico con víctimas (30 accidentes al mes) y el 10% de ellos fueron accidentes mortales.

 

Es un dato muy superior si se compara con la media de todos los vehículos, que es del 1,6% de accidentes mortales. Pero si profundizamos un poco más en los datos podemos ver que el 14% de los conductores de vehículos especiales o agrícolas implicados en un accidente fallecieron.

Desde Formaster, Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial, se quiere recordar que más del 40% de estos vehículos tienen una antigüedad superior a los 20 años y que a esta causa, que condiciona los accidentes, se suma que estos vehículos suelen estar conducidos por personas mayores y en horas adversas como noches, amaneceres y atardeceres.

Así, el perfil del accidentado es el de un varón de más de 55 años con más de 20 años de carné de conducir de este tipo de vehículos.
El accidente más común en este sector es el vuelco en caminos rurales o en sendas con grandes pendientes. Sin embargo, cuando el accidente es con otro vehículo, la causa más común es la de alcance por no incumplir la prioridad de paso o al realizar una maniobra o salida a la vía de forma lenta y costosa, poniendo en peligro a otros coches que circulan por la vía.