“El Ministerio Fiscal ha acusado al responsable de un taller de Grau de Castellón por la comisión de presuntos delitos contra la Propiedad Industrial e Intelectual, al utilizar software ilegal de Bosch y distinguir falsariamente diversa maquinaria con esta marca para dar una apariencia de establecimiento oficial vinculado a la misma”, según informaciones a las que ha tenido acceso la Comisión Antipiratería para el Automóvil (CAPA).

El comunicado de CAPA explica que el Ministerio Fiscal, tras la apreciación de la existencia de indicios de criminalidad en la conducta del denunciado por parte del Juez Instructor, plantea ahora la imposición de una pena de dos años de prisión por el delito contra la Propiedad Industrial y de otra similar por el delito contra la Propiedad Intelectual. También requiere el decomiso de los objetos intervenidos y el pago de los correspondientes daños y perjuicios.

En su escrito de calificación provisional, el Fiscal destaca que el acusado ya había sido condenado por ocultación de material objeto de delito y que, con su conducta, inducía a error a los consumidores en cuanto al servicio que realmente estaban contratando. El juez instructor ha dado ahora traslado de las actuaciones a CAPA, que próximamente cumplirá el trámite de calificación provisional formulando la pertinente acusación.