Durante el Congreso de Faconauto, celebrado en Madrid, Susana Gómez, subdirectora general de Tráfico ha explicado los avances telemáticos que permitirán reducir burocracia, luchar contra el fraude y agilizar las gestiones. Entre ellos, está la digitalización del libro de mantenimiento, que permitirá registrar las averías, revisiones, siniestros y operaciones realizadas en el vehículo. De momento, esta posibilidad sólo se abre para los "talleres oficiales", que serán quienes las anoten, según Gómez para que, "en caso de venta, aumente la confianza entre las partes".

Otra ventaja de este sistema es, para Tráfico, evitar la reparación ilegal de vehículos. A ello se sumará la matriculación electrónica -habrá un registro de concesionarios en la DGT para poder realizar dicha gestión telemática, con el fin de eliminar papel, simplificar procesos, minimizar errores y garantizar la legalidad, y que implicará la llegada del soporte electrónico a la ficha técnica de los vehículos en 2015- y la unificación del Registro Nacional de Manipuladores de Placas de Matrícula para eliminar el fraude.
Susana Gómez también ha desvelado la intención de la DGT de rebajar la edad media de nuestro parque móvil, para situar ésta en los siete años a final de 2016. Para ello, enviará cartas a los propietarios de vehículos de más de 10 años; el objetivo es reducir la siniestralidad y, por ende, aumentar la seguridad en la carretera.