Stickerfix, recubierto de pintura de automóvil Akzo Nobel, tapa los pequeños arañazos mediante una película adhesiva delgada de forma instantánea, "encargándose de los pequeños detalles desagradables".

Fácil de aplicar, se adapta al color de su vehículo. De la misma forma, es económico y protege el medioambiente. Ofrece una gran adherencia, pero al mismo tiempo se puede eliminar con sencillez cuando se hace necesario quitarlo.

Una vez seleccionado el color adecuado y elegido el tamaño correcto, localizamos el arañazo, limpiamos la zona alrededor con un paño suave y cuidadosamente aplicamos el Stickerfix.

De alto rendimiento técnico, Stickerfix ha sido diseñado para resistir los lavados con limpiadores de alta presión o temperaturas extremas. La vida útil de estos films tecnológicos es de seis años.

Son tres las marcas que ya aplican este sistema: Citroën, Toyota y Kia.