El taller Toset Planxisteria-Pintura, ubicado en Reus (Tarragona), abrió sus puertas hace 50 años y utiliza los productos de la marca Cromax (anteriormente conocida como DuPont Refinish)  desde 1981.

El centro cuenta con ocho empleados y las últimas tecnologías para la reparación de automóviles, sobre todo en chapa y pintura.

Joan Toset, su gerente, admite que siempre está buscando los mejores productos del mercado, que no sólo aumenten su volumen de negocio sino que también garanticen los mejores resultados para sus clientes.

Por ello, en septiembre de 2012, cambió la base bicapa Cromax por la nueva generación de productos de Cromax Pro. "Fuimos uno de los primeros talleres en probar Cromax Pro y estamos totalmente satisfechos con la decisión, porque hemos aumentado nuestra productividad consiguiendo unos resultados perfectos en menos tiempo", expone.

Entre los múltiples beneficios de Cromax, Toset destaca "la excepcional cubrición que Cromax Pro proporciona, permitiendo que la igualación de colores sea sencilla y no haya que retocar el trabajo".