MaxMeyer siempre ha querido ser mucho más que una marca de pintura fácil de usar para el taller, pues "somos un socio de confianza que se ocupa y preocupa de aportar rentabilidad a los negocios de sus clientes".

La firma ofrece a sus clientes las mejores herramientas disponibles en el mercado, para acercarles a las mejores prácticas empresariales, "las que ayudan a optimizar los recursos disponibles en el taller para incrementar su eficiencia". El Lean Six Sigma es la filosofía de trabajo que encarna la consecución de dichos objetivos.

Con este reto y para ayudar a sus talleres a optimizar sus procesos y mejorar su rentabilidad gracias al Lean Six Sigma, MaxMeyer reunió nuevamente a 15 de sus clientes en su centro de formación de Montcada i Reixac (Barcelona) a comienzos de mayo.

José Micol, gerente de Talleres Micol, con centros de reparación en Beniaján y Murcia, fue uno de los participantes en el encuentro "La formación en Lean Six Sigma nos ha resultado muy útil e interesante, ya que a reforzar los planteamientos acertados que venimos aplicando en el taller y a identificar puntos de mejora", opina.

"Ha sido un actividad muy práctica, que nos ayuda a ser más competitivos y a adaptarnos de manera permanente a los cambios que impone el mercado", agrega.

El Lean Six Sigma, recordemos, es un método de trabajo encaminado a ayudar, con los recursos de los que disponemos, a reducir los tiempos de reparación. Ayuda a aligerar la estancia de los coches en el taller sin reducir la calidad de los trabajos, con todo lo que ello supone en términos de rentabilidad y eficiencia.

Además, no es complicado de aplicar: simplemente requiere un pequeño cambio de mentalidad que pasa por prescindir de todas aquellas actividades cotidianas que no nos aportan valor.

MaxMeyer es consciente de que el éxito del taller se alcanza ofreciendo productos de la máxima calidad, fáciles de aplicar y con una estrecha colaboración con el cliente. Iniciativas como la presente, encaminada a compartir los beneficios de la metodología Lean Six Sigma para el taller de chapa y pintura, es una muestra más de su compromiso con los clientes.