Nexa Autocolor amplía su gama de herramientas para la correcta identificación del color con la presentación al mercado del espectrofotómetro compacto RapidMatch GO, con una capacidad para medir el color desde cinco ángulos utilizando luces LED que mejoran la lectura.

Diseñado específicamente para su uso en los talleres de chapa y pintura, RapidMatch GO se puede utilizar con una sola mano gracias a su reducido peso y su diseño ergonómico. Además, este nuevo espectrofotómetro realiza las mediciones de forma más rápida, aumentando así la satisfacción del pintor y la rentabilidad del taller.

RapidMatch GO incorpora nuevas funcionalidades, como el “Modo de lectura de colores oscuros”, que aumenta la luz proyectada sobre la superficie del vehículo cuando detecta un color oscuro, mejorando así la detección del mismo.

Otra es el “Indicador de calidad de la medición” realizada, que permite comprobar directamente sobre el espectrofotómetro si la medición del vehículo ha sido correcta, sin necesidad de descargarla en el software de color. Tras tomar las cinco fotos necesarias para la medición del color, una escala en la pantalla táctil del espectrofotómetro indica la calidad de la lectura realizada, que oscilará entre 1 y 5 (excelente) estrellas amarillas.

Para garantizar el estado óptimo del espectrofotómetro, éste incorpora una tapa con cierre automático que evita la entrada de polvo en la óptica y facilita la calibración del color negro. Además, cuenta con una funcionalidad de diagnóstico para validar en cualquier momento que el espectro funciona en perfectas condiciones.

Según palabras de Peter Montenegro, responsable de IT Color & Collision Services de Nexa Autocolor, “RapidMatch GO es ideal para medir el color en los vehículos actuales, llenos de superficies curvas y pocos paneles planos, ya que puede realizar las mediciones en áreas muy pequeñas. Y, al ser tan ligero, permite realizar mediciones incluso con una sola mano, haciendo la experiencia más fácil que nunca. Además, realiza las lecturas muy rápidamente, aumentando la satisfacción del pintor y la productividad del taller”.