La utilización conjunta de estos productos ofrece no sólo una base para obtener pintados de excelente resultado, sino que aporta, además, un relevante ahorro para los talleres, hasta un 30 % de tiempo. Esta tecnología es especialmente eficaz, “pues sus prestaciones les da a los talleres más margen de actuación para definir los precios y un valioso tiempo que pueden utilizar racionalmente en otras áreas”.

 

Recordemos que el tiempo de trabajo en el taller es un factor que representa el 60 % de los costes de la reparación. Ahora, al eliminarse un paso de trabajo con el nuevo sistema de aparejo, los talleres pueden proporcionar esta prestación a menor precio y con la misma calidad.