Un estudio realizado por PPG indica que casi el 60% de los consumidores considera el color como un factor importante en la decisión de compra de un vehículo. En este sentido, los fabricantes de automóviles siguen vendiendo una gran parte de los coches (cerca del 75%) en colores consevadores: blanco, negro, gris y plata.

“Nuestra investigación señala que los fabricantes de automóviles globales tienen buenas razones para dar a sus marcas y modelos un aspecto único uso del color y efectos”, expone Jane E. Harrington, gerente de PPG.

En palabras de la dirigente, se deben tener en cuenta todos los estilos, desde la generación del milenio, centrados en la tecnología, o la generación del baby boom, focalizados en la familia. “El seguimiento de datos de venta y las tendencias de estilo nos permiten predecir con dos o tres años de antelación qué colores y efectos ofrecerán”.

Así, gracias a una amplia gama de colores, los fabricantes de automóviles de hoy en día tienen una infinita variedad de opciones. “PPG ayuda a sus clientes a desarrollar colores distintivos para mejorar sus futuros vehículos”, recalcan.

Por zona del mundo, en Norteamérica destaca el blanco como color más popular (23%), seguido del negro (19%), gris (17%) y plata (15%).

Ya en Europa, el blanco igualmente domina (31%), por encima del negro (18%), gris (16%), plata (12%) y azul (9%).

Finalmente, en el mercado de Asia-Pacífico, el blanco es el color más demandado (44%), muy por delante de negro (16%), plata (10%) y gris (7%).