El icónico monumento de la capital francesa, la conocida Torre Eiffel, lucirá una mejor cara tras la restauración completa de su primera planta, una tarea para la que los responsables del proyecto han contado con la experiencia de Selemix, marca de recubrimientos industriales de PPG.

 

La intervención en este espacio, cita obligada de todos los visitantes, convierte a esta planta, ubicada a 57 metros de altura, en uno de los lugares más espectaculares y atractivos de París, pues cuenta con nuevos espacios y edificios concebidos para dar la bienvenida a los visitantes del monumento.

Sin duda, el suelo y barandilla acristalados de la nueva planta, así como una película de inmersión en el monumento que promete emociones fuertes, contribuirán a fijar en el recuerdo de los visitantes la panorámica de París en su visita a la obra de Eiffel.

Para las zonas donde se ha aplicado pintura líquida, los responsables de la obra han elegido las contrastadas propiedades de la gama de revestimientos industriales Selemix para aportar la nota de color en este nuevo espacio. Para ello, se ha optado la protección y rendimiento de una imprimación epoxi y acabados de poliuretano satinado que mantienen los tonos característicos del monumento.