Roberlo acudió a Automechanika Frankfurt con un stand en el que quiso presentar los frutos del trabajo de los últimos años que ha significado grandes inversiones en infraestructuras y en personal de la firma. Con esta novedad, Roberlo incrementará el papel que juega en el taller de chapa y pintura, ofreciendo soluciones de calidad adaptadas a sus necesidades en todas las fases de la reparación del vehículo.

Como principales novedades, Roberlo ha renovado su gama de barnices de bajo contenido en VOC. En este sentido, destacan los barnices Kronox 610 y 510. El primero es un barniz de dos componentes que destaca por su facilidad de aplicación, adaptándose a todo tipo de usuarios y trabajos en el proceso de reparación de carrocerías, siendo apto para reparaciones completas o parciales. Es un barniz con unos tiempos de secado ultra rápido de 10 min. a 50º C, sin comprometer la alta calidad del resultado final, y que se complementa 2:1 con los catalizadores ya existentes en la gama KX, compartidos también por otros productos de la gama Roberlo como el fondo premium Versis. Además, su rápido curado permitirá desocupar rápidamente la cabina, representando un importante ahorro en gasoil para el usuario final.

Por su parte, el superventas Kronox 510 es un barniz de dos componentes que destaca por una aplicación fácil y agradable, que se adapta a todo tipo de usuario que busque a la vez un acabado cualitativo, y apto para reparaciones completas o parciales. Kronox 510 se ha dotado de una mayor dureza que permitirá al usuario final, sobre todo en condiciones de bajas temperaturas, poder manipular antes la pieza reparada y, a la vez, garantizará que el producto sea mucho menos sensible en caso de tener que corregir alguna imperfección. Sus 3 catalizadores (lento, estándar y rápido), son los ya existentes en la gama KX.

Otra novedad ha sido la masilla multifuncional y libre de estirenos Vital, que destaca por su facilidad de aplicación y cómodos tiempos de trabajo, garantizando al usuario final unos altos niveles de acabado, tanto para pequeñas como grandes reparaciones. Estas características, junto a una alta facilidad de lijado y excelente adherencia hacen de Vital una masilla de altas prestaciones.

Además, excluyendo el estireno de la formulación de este producto, Roberlo mejora notoriamente las condiciones del trabajador.