La renovación del acabado del automóvil ha dado recientemente un gran paso adelante. Esto no es sino la respuesta a la demanda cada vez más exigente de los clientes y fabricantes de automóviles. Ya no es suficiente protegerlo adecuadamente contra la corrosión, pintar y que tras el barnizado quede igual que antes de la colisión.

Además de lo anterior, el tiempo cuenta ahora más que nunca y la reconstrucción del recubrimiento es cada vez más difícil. Esto, en gran medida, se debe a que existen una serie de colores con nuevos efectos que están ganando popularidad rápidamente entre clientes de concesionario.

Si a esto le agregamos que las capas de pintura en OEM tienen cada vez menor espesor, por ecología y ahorro, nos enfrentamos a un gran desafío durante la reparación posterior al accidente.

Estas tendencias son un verdadero reto para los laboratorios de NOVOL que, con intenso trabajo, conduce a la creación de nuevas y mejores soluciones, situando la marca Spectral en una posición cada vez más reconocida entre los líderes en innovación de esta industria.

NOVOL ha lanzado dos sistemas tintométricos que han sido rápidamente aceptados por el mercado europeo: Spectral WAVE 2.0, base agua, y Spectral BASE 2.0, base convencional.